Cuadernos de

Medicina Forense

  Inicio | Presentación | Revista | Cuerpo Editorial | Normas de Publicación Suscripciones | Contacto   

COMENTARIO DE LIBROS

 


César Borobia Fernández, Coordinador. VALORACIÓN DE DAÑOS PERSONALES causados en los accidentes de circulación. La Ley Actualidad, S.A. 741 pags. Madrid, 1996.

 

Dentro de la abundante producción de libros, surgidos por la importancia y la actualidad del tema sobresale éste, en el que C. Borobia coordina el trabajo de setenta autores casi todos ellos con el título de Magister en Valoración del daño por la Complutense, coordinación que ha producido al efecto de merecer los elogios que al libro y al autor dedica en el prólogo E. Ruiz Vadillo. Magistrado del Tribunal Constitucional y Vicepresidente de la Asociación Internacional del Derecho del seguro.

 

Este libro está pensado para que pueda ser manejado, por lo que no faltan las descripciones anatómicas, las alteraciones funcionales, los cuadros clínicos, los medios diagnósticos y las precisiones diagnósticas. En esto se aprecia el esfuerzo v el logro de hacer ver lo complicado como entendible.

 

Hay una parte preliminar, fundamentalmente jurídica en la que se aportan críticas y criterios sobre el resarcimiento por el sistema de baremo. Son tres capítulos, a los que sigue un cuarto médico legal, a cargo de Borobia, tan detallado que en la práctica es una guía de actuación a partir de la Ley.

 

La segunda parte del libro, es denominada Parte General, denominación que no consideramos ajustada, tanto porque parece que a una parte general siga una especial, sino por lo que aquí se llama general es especializado, por lo que sin más trascendencia que la de la simple opinión, consideramos que esta parte pudiera llamarse médica, en oposición al carácter jurídico de la preliminar.

 

Esta parte general o médica es la más extensa y es la materia principal para conformar un libro de consulta. Ya hemos mencionado antes su cualidad de ser asequible a los profanos en medicina. Ahora es el momento de añadir que, por otro lado, se ha conseguido imprimir a un libro de valoración, criterios puramente médicos, consiguiendo dar originali­dad sobre la rigidez de unas Tablas, que sufren modificaciones, tales como incluir el esófago en el aparato digestivo y no en el cuello, separar el sistema vestibular del auditivo y con­siderar también, añadiendo, la importancia del páncreas, de las dismetrías y de la patología del crecimiento.

 

Un último comentario para resaltar la exhaustividad del tratado. Hay un último capítulo dedicado a la valoración del dolor físico que puede ser de utilidad a los que tienen que interpretar algo tan difícilmente interpretable corno la sintomatología subjetiva.

 

Dragy

 

 

 

 

Volkmr Schneider. ATLAS EN COLOR DE MEDICINA LEGAL. Masson S.A. 182 pags. Barcelona, 1997.

 

Un atlas de Medicina Legal es siempre bien recibido por presentar imágenes reales de observación del normal ejercicio forense, de interés incluso para los que a través de una dilatada experiencia no van a encontrar más que repeticiones de lo muchas veces visto. Lógicamente la base fundamental de la obra está en el carácter demostrativo del material fotográfico, en este caso plenamente conseguido a pesar del reducido tamaño de las imágenes, por el arte de Wolfgang Dietz, que también firma la obra como colaborador, y que pone ante su objetivo no sólo la anatomía patológica sino también otros objetos de interés médico forense como los del lugar de los hechos, ropas y agentes productores de lesión. Además de las fotografías se incluyen en el Atlas varias gráficas explicativas, casi siempre aclaratorias de mecanismos de producción. Como particularidad hay, que destacar en este libro la parte escrita. Esta se compone de una introducción en cada apartado, que sin ser necesaria por lo obligado de su conocimiento, supone una buena síntesis de cada tema. Pero el mérito principal lo encontramos en los pies de cada ilustración: cada fotografía o gráfica viene acompañada de muchos otros datos, como causa y circunstancias de la muerte, descripción de lesiones del mismo cadáver no fotografiadas, hallazgos en el lugar de los hechos, evolución de las lesiones hasta la muerte, nivel de certeza alcanzado en la investigación, datos analíticos y en muchos casos la especificación de la condena recaída.

 

El Atlas está compuesto de cuatro capítulos fundamentales, los dos primeros, Lugar de los hechos/lugar del hallazgo del cadáver y Patología Forense, ocupan el noventa por ciento de las páginas, lo que equivale a decir que más que un atlas de Medicina Legal es un atlas de Tanatología, lo que se comprende por las características del ejercicio en Alemania (el forense como colaborador a demanda especialmente en la investigación de la muerte). En esta misma línea no queremos dejar de hacer constar la repetida aparición del corte de Griessinger horizontal y comprendiendo el encéfalo, de marcada tradición germana.

 

Los otros dos capítulos, Investigación sobre le individuo vivo y Errores médicos terapéuticos, aunque con la brevedad que puede comprenderse en trece páginas, merecen también ser comentados, para hacer notar que en lesiones de vivos, se hace especial hincapié en el maltrato, no se hace referencia a la violencia sexual y no se olvida el estudio de las lesiones del autor del delito. En el capítulo de errores médicos hay que resaltar el que sólo se refiera a errores terapéuticos, sin mencionar los más importantes de diagnóstico. el hecho importantísimo de que por primera vez este apartado en un atlas de Medicina Legal, lo que nos da idea de la magnitud que están alcanzando estos problemas y la opinión del autor, profesor de la Universidad Libre de Berlín, sobre la disminución de casos en su ámbito, la necesidad de prescindir de las emociones durante el estudio de cada caso, la precisión de ayuda por parte de especialistas en la peritación y el desfavorable efecto de la intervención de la prensa.

 

Dragy

 

 

Volver

 

© 2010  Cuadernos de Medicina Forense

Diseño Web: Manuel Galván