Cuadernos de

Medicina Forense

  Inicio | Presentación | Revista | Cuerpo Editorial | Normas de Publicación Suscripciones | Contacto   

Cuad Med Forense 1998 11:11-30


Difusión, distribución y redistribución postmortem de tóxicos. Estudio experimental(*).

 


E. Hidalgo (1) y M. Repetto (2)

 

(1) Doctora en Farmacia.

(2) Doctor en Cirugía y Medicina.


 

(*) El presente trabajo forma parte de la Tesis Doctoral de Elizabeth Hidalgo

 

RESUMEN

La cuantificación de tóxicos a partir de muestras obtenidas en las autopsias y la posterior interpretación de los resultados con fines forenses son actividades cuyo fin primordial es precisar la(s) causa(s) de la muerte.

 

Muchas veces, las concentraciones cuantificadas al ser extrapoladas a la hora de la muerte no concuerdan con la sintomatología clínica ni con la información disponible, lo que representa una dificultad importante en la interpretación toxicológica de los análisis.

 

La valoración correcta de los resultados toxicológicos postmortem depende del conocimiento de los fenómenos involucrados tanto en la fase en vida como en la etapa postmortem, por las influencias de los mismos sobre las concentraciones de las sustancias, que pueden llegar a ser muy diferentes de unos tejidos a otros.

 

En nuestro trabajo experimental con rata, hemos encontrado que las sustancias administradas por vía oral después de la muerte pueden ser aún absorbidas y distribuidas en el cadáver. Así mismo, tóxicos que ya sufrieron distribución en vida, pueden experimentar una redistribución después de la muerte. Dependiendo del intervalo entre la muerte y la necropsia, las concentraciones de alcohol, morfina y cocaína halladas tras un determinado tiempo postmortem varían en los distintos tejidos y con la posición del cadáver.

 

Los cambios postmortales que pueden sufrir las concentraciones de los distintos tóxicos son diferentes para cada sustancia y sus metabolitos, y aunque la evolución de las concentraciones posiblemente difiere de una especie animal a otra, por razones de tamaño, proximidad entre órganos, características de éstos etc., queda evidente que los tóxicos no permanecen estáticos en el cadáver.


Palabras clave: Concentraciones postmortem, toxicocinética en cadáveres, alcohol, morfina, cocaína.

 


ABSTRACT
 

Quantification of poisons from samples obtained from autopsies and posterior interpretatation of the results for forensic purposes are activities of which the basic aim is to ascertain the cause (s) of death.

 

Frequently, the concentrations quantified, on extrapolation to the time of death, agree with neither the clinical symptomatology nor the available information, which represents an important difficulty in the toxicological interpretation of the analyses.

 

The correct evaluation of the toxicological postmortem results depends on knowledge of the phenomena involved in both the phase in life and the postmortem stage, due to the influence of these on the concentrations of substances, which can become very different fro m one tissue to another.

 

In an experimental work in the rat, we have found that substances administered orally after death can still be absorbed and distributed in the dead body. Likewise, poisons  which already underwent distribution in life, can experience redistribution in life, can experience redistribution after death. Depending on the interval between death and necropsy, the concentrations of alcohol, morphine and cocaine found after a certain time postmortem vary in the different tissues and with the position of the cadaver.

 

The postmortem changes which the concentrations of the different poisons can undergo are different for each substance and its metabolites, and although the evolution of the concentrations possibly differs from one animal species to another, due to size, proximity between organs, the characteristics of these etc., it is evident that poisons do not remain static in a cadaver.


Key words: Postmortem drugs levels, postmortem toxicokinetic, alcohol, morphine, cocaine.

 

 

Volver

 

© 2010  Cuadernos de Medicina Forense

Diseño Web: Manuel Galván